Saltar al contenido
PLANTAS EXOTICAS

Camelia japonesa

La Camelia japonesa es un pequeño arbusto floral que es de origen Japonés, un árbol conocido por sus esplendidos colores y por considerarse como la rosa de esta nación. Sus hojas verdes y flores muy coloridas lo hacen ser muy llamativo.

Son unos árboles muy vistosos y conocidos en diversas regiones de la Asia Oriental, y aunque se le reconoce como Camelia Japonesa su nombre real es Camellia Japonica, y proviene del experto en la flora George Kamel, también conocido como Camellus, quien fue el primero en llevar esta flor desde Asia a Europa.

Características comunes de Camelia Japonesa

Estos arbustos pueden llegar a crecer máximo 9 metros de altura, aunque solo en su hábitat natural es que llegan a crecer más. Se mantienen todo el año con un follaje verde y luminoso realmente maravilloso, y sus flores son penta-petaladas, que pueden llegar a medir hasta 12 centímetros de diámetro.

Las flores de la Camelia Japonesa pueden ser solitarias y muy raras veces se ven en pares. Sus flores son casi siempre de color rojo intenso, pero algunas veces llegan a ser rosadas en distintas tonalidades, blancas y hasta con multicolores.

El fruto de este árbol es como una pequeña cápsula esférica, las cuales miden desde 2 cm a 4,5 cm de diámetro, y tienen un máximo de 2 semillas. Y de estos arbustos se conoce que hay más de 2000 híbridos desarrollados. En Asia es considerada como una de las plantas medicinales tradicionales más importantes del continente.

Otro de los aspectos resaltantes de la Camelia Japonesa es que al provenir de la zona oriental del continente asiático, se desarrollan mucho mejor en los lugares templados y muy húmedos.

Como plantar uno de estos árboles

La Camelia Japonesa al tener la capacidad de crecer mucho, suelen ser plantadas con mayor frecuencia en el suelo y no en macetas, pero cualquiera que sea el modo de plantación se debe asegurar que el suelo esté debidamente preparado, y donde no les pegue el sol por completo.

Deben estar en áreas de sombra parcial, porque no toleran mucho la luz solar, puedes sembrarlo bajo la sombra de otros grandes árboles poco arraigados.

1) Cómo sembrarla

Para sembrarla lo primero que tienes que hacer es buscar el sitio apropiado, que tenga un suelo acido que con una textura que permita aire y buen drenaje, pero si no es acido, compra la tierra acida y siémbrala en un macetero de más de 30 cm para que tenga suficiente espacio, y no se debe mover de maceta.

Por esto es que lo recomendable es conseguir en el suelo un área apropiada de aproximadamente un metro cuadrado para sembrarlo, incorpora la materia orgánica en todo el metro cuadrado y abre un hueco más grande que las raíces que posee si ya está cultivada, y rellénalo con compuestos orgánicos.

La bola de la raíz debe estar nivelada perfectamente con la superficie del suelo, y durante su crecimiento pueden necesitar la colocación de estacas de madera muy blandas para que el viento no las balancee.

2) Cultivo

Sus semillas se colocan en remojo durante 36 horas antes de su siembra en cajones de madera. Cuando ya tienen unas seis horas puede ser plantadas en macetas o en el suelo.

3) Cuidados

Necesitan ser regadas con agua a diario y de forma moderada, antes de la primavera realizar la poda del árbol para que nazcan las flores, y para animar su crecimiento pellizca las puntas de las ramas muy levemente. Y a pesar de no requerir mucho fertilizante, puedes echarle uno para plantas acidas con moderación.

¿Cómo es su reproducción?

La Camelia japonesa llega a reproducirse por semillas o por esquejes, como son de crecimiento lento duran de 2 a 8 años en florecer. Pero no cabe duda que cuando ya tiene sus flores, su radiante color embellece con gran facilidad los espacios, por eso es que son sembradas en las calles con frecuencia, y con las bajas temperaturas se intensifica aún más su color.

Países en donde existen estas plantas

Como son unos árboles que nacen en regiones de clima frío, se ven mucho en la mayoría de las zonas en China y Japón, pero también han sido sembradas en países como Chile y otros de Europa.