Saltar al contenido
PLANTAS EXOTICAS

Dianthus Caryophyllus

El clavel (Dianthus caryophyllus) es una planta herbácea perteneciente a la familia de las Caryophyllaceae, la gran mayoría de los híbridos, han sido obtenidos de esta especie madre, difundida en las regiones mediterráneas. Es espontánea en la flora de la península ibérica.

Descripción

En su forma típica es una planta cespitosa,​ con numerosos vástagos de hasta 1 m de altura. Sus hojas son lineales, angostas, opuestas y envainadoras, más anchas las basales que las caulinares. Cada tallo forma una flor terminal.

Sus flores son vistosas, pedunculadas en panícula o cima laxa, a veces solitarias, de bordes más o menos dentados. Sus raíces son fasciculares que exploran especialmente hasta los 40 centímetros de profundidad.

Clasificacion

  •  Nombre científico o latinoDianthus caryophyllus
  • Nombre común o vulgar: Clavel.
  • Familia: Caryophyllaceae.
  • Origen: es originaria de la cuenca mediterránea.
  • Planta perenne de base leñosa.
  • Alcanzan una altura entre los 45 y los 60 centímetros.
  • Floración: casi durante todo el año.
  • Normalmente son flores de fuerte fragancia.

Cultivo de Dianthus Caryophyllus

El cultivo del clavel comun o Dianthus Caryophyllus, tiene sus comienzos en España en la provincia de Barcelona, siguiendo con el curso de los años, un viaje por diferentes zonas del Mediterráneo hasta llegar a la provincia de Cádiz, donde actualmente se mantiene la mayor superficie de cultivo.

El clavel silvestre florece durante la primavera y verano. Pero bajo condiciones apropiadas de cultivo puede florecer durante casi todo el año. Requiere riego regular, pero evitando el encharcamiento, por lo que su cultivo debe realizarse en un suelo bien drenado. Se trata de una planta heliófila, por lo que requiere exposición plena a la luz solar.

Tener en cuenta

  1. La temperatura óptima de día oscila entre los 22 y 24 °C y de noche, entre los 10 y 12 °C
  2. Los 0 °C son fatales, pues se pueden formar manchas y deformaciones en los pétalos.
  3. Poda: Realizar poda de mantenimiento eliminando ramas y flores marchitas.
  4. Con el pinzamiento se consigue que la planta ramifique y que las primeras flores sean más largas.
  5. Cuanto más alto se efectúa el pinzamiento, más flores se obtendrán, pero la calidad puede no ser muy buena cuando el número de flores por planta es excesivo.
  6. Por el contrario, si se pinza muy cerca del suelo, saldrán pocas flores aunque serán de buena calidad.
  7. Normalmente se efectúan dos pinzamientos:
    Primer pinzamiento: Se realiza por encima del cuarto, quinto o sexto nudo (dependiendo del cultivar), es decir, de 15 a 20 días después de la plantación.
    Segundo pinzamiento: Se efectúa de 30 a 50 días después, sobre las ramificaciones obtenidas del primer pinzamiento, y por encima del tercer nudo.

Habitat

Si bien el Dianthus caryophyllus tiene su hábitat natural entre los paralelos 30 y 45 de latitud. Entre las regiones naturales, además de la mediterránea, se encuentran las de California Sur, Valparaíso y alrededores en Chile, Sudáfrica, la zona de Perth en Australia, la sabana de Bogotá y las montañas de México y Kenya.

Siembra, Plantación Y Multiplicación

Para la reproduccion de esta planta se hace de 3 formas muy sencillas, solo hay que aprender el método de como hacerlo.

Semillas: Por semillas hay que sembrar en primavera.
Las semillas tardan en germinar de 2 a 3 semanas en ambiente cálido. Pero tienen la desventaja que demoran varios meses en emitir sus primeros botones florales. Es una tarea que usualmente se hace a nivel comercial para producir híbridos.

Esqueje : Los esquejes son conservados en frío (0,5-1 °C)
La duración del almacenaje es de 15 días para esquejes enraizados y 2 meses para los no enraizados.
Se toman esquejes procedentes de plantas madre de 10 cm de longitud y se colocan en invernaderos de multiplicación con instalación de fog-system y sobre un sustrato compuesto por: 25% de turba y 75% de perlita; con una temperatura alrededor de 20 °C.
En estas condiciones el enraizamiento tiene lugar a las tres semanas.

División: Por división son por las macollos. A partir de las yemas axilares, ubicadas en los subnudos del eje principal, se producen brotes secundarios llamados macollos; éstos inician su aparición cuando las plantas presentan entre dos y tres hojas.

Cuidado de Dianthus Caryophyllus

Tanto si compramos pequeños plantines como si estamos reproduciendo el clavel común a través de esquejes, practicar el pinzamiento nos permite lograr que la planta ramifique y, además, que las primeras flores sean más largas.  Lo normal es realizar dos pinzamientos.

  • El primero, se realiza por arriba del 4º, 5º o 6º nudo, esto depende del cultivar, y usualmente se realiza a los 15 o 20 días luego de la plantación.
  • El segundo pinzamiento, se hace a los 30 o 50 días después del primero, siempre sobre las ramificaciones que se produjeron luego del primer pinzamiento y por encima del 3º nudo.

Consejo :

Como regla general, mientras más alto hacemos el pinzamiento, más cantidad de flores de obtendrán, pero serán de menor calidad al ser demasiadas para una sola planta. Por el contrario, si pinzamos cerca del suelo, saldrán poca cantidad de flores, pero de muy buena calidad. Tú decides que prefieres.

Luz

La Luz tiene que ser pleno sol. Se trata de un factor clave, tanto para el crecimiento como para la floración. Por ello es preciso tanto la buena orientación del invernadero como el material de cubierta apropiado.

Resulta favorable una iluminación de 40 000 lux. La luz también determina la rigidez del tallo y el tamaño y número de flores.

Suelo

El suelo tiene que ser poroso y bien drenado, para evitar encharcamientos y asfixias, es preferible un pH entre 6,5 y 7,5.

Riego

Esta planta Requiere un riego constante, en medidas medianas de agua, ya que si hechamos mucha agua podemos perderlo.

Abono

En los abonos tiene que teer altos requerimientos en nutrientes.
El Abonado sera una vez por semana en primavera y verano. El resto del año, basta con abonarlo una vez al mes.

Plagas y Enfermedades

Tratar el tema de enfermedades del Dianthus Caryophyllus como flor cortada desde el punto de vista del consumidor final no tiene sentido, pero sí en el caso de ser cultivado por viveristas profesionales.

Entre las plagas y enfermedades más comunes del Dianthus caryophyllus, encontramos :

Pulgones: Son una plaga muy frecuente en el cultivo del clavel. Estos pican las hojas y flores para succionar los azúcares que se transportan por sus vasos y las deterioran rápidamente.

Cuando llegan los días cortos del invierno los pulgones producen huevos y la plaga se reaviva en la primavera y baja con los fuertes calores del verano. Se pueden controlar aplicando diferentes insecticidas de contacto o sistémicos.

Trips: Son pequeños insectos chupadores que tienen varias generaciones anuales. Debido a su pequeño tamaño penetran fácilmente en los botones florales de los que se alimentan (de los pétalos y polen) provocando decoloraciones sobre los bordes de los pétalos. Suelen atacar desde la primavera y son activos también durante el verano, hasta el otoño. Se pueden controlar aplicando diferentes insecticidas sistémicos.

Fusariosis: Es una enfermedad grave que es preciso combatir, ya que produce daños importantes. Esta progresa de abajo hacia arriba situada normalmente cerca de la base del tallo. Al principio las raíces permanecen intactas, pero más tarde se pudren y al arrancar una planta se rompe por el cuello quedando parte de las raíces en la tierra. Se controla con riegos con fungicidas disueltos o en pulverización mojando muy bien la base de la planta.

Mancha foliar: Provocadas por una bacteria con forma de bastoncillo que crece bien entre 25-32ºC y para su desarrollo a 37ºC. Se manifiestan en el follaje al formarse lesiones circulares a irregulares con centros marrones y bordes de color pardo rojizo, con o sin halos cloróticos. Las lesiones pueden ser delineadas en los nervios. El control se reduce a eliminar las plantas afectadas, evitar el riego aéreo y regar en los momentos en los que el follaje se seque rápidamente.

Virus del jaspeado: Estos producen manchas jaspeadas o anulares según el tipo en condiciones de cultivo intensivo de invernadero. Son trasmisibles mecánicamente, se propagan fácilmente de planta a planta por las heridas. No hay cura y se deben de eliminar las plantas afectadas para evitar su propagación.

La roya: Produce manchas pulverulentas principalmente sobre las hojas y en menor cantidad sobre los tallos. Este polvo se debe a las esporas, amarillas y luego pardas. Aparecen sobre todo en primavera y otoño. Para su control hay que evitar el exceso de nitrógeno y se trata con fungicidas.

Tortrix europeo o Surafricana : Son lepidópteros que en su fase de oruga se comen las hojas y perforan los botones florales. Según la climatología suelen tener entre tres y cuatro generaciones anuales. Para su control, es muy eficiente el uso de Bacillus thurigiensis. En cuanto a la lucha química se pueden aplicar diferentes insecticidas de contacto o sistémicos.

Existen otras virosis como el Virus del mosaico de las nerviaciones del clavel o ‘Carnation Vein Mottle Potyirus’, el Virus del jaspeado del clavel o ‘Carnation Etched Ring Virus’, etc. con iguales resultados. En todos los casos, saber que los pulgones y trips… son causantes también de su propagación.