Saltar al contenido
PLANTAS EXOTICAS

Lavanda

Una de las plantas más conocidas de la botánica por su increíble y excelente aroma en la lavanda, este es uno de los arbustos que por lo general nace en zonas con muy poca naturaleza calcárea, su bello color violeta es capaz de darle un toque embellecedor a cualquier área donde se encuentre.

Esta planta de nombre científico “Lavandula” es también conocida con muchos otros nombres en otros países, pero se le reconoce con facilidad como lavanda. De estas hay en la actualidad más de 60 especies, y como nace en zonas secas es nativa del norte de África y de otras regiones del Mediterráneo, aunque  también es la Flor Nacional de Portugal.

TIPOS DE LAVANDA

Características más comunes que posee la Lavanda

La lavanda es una planta regularmente pequeña, no llega a medir más de 1,5 metros de altura, es de tallo leñoso y muy corto, y de hojas lineares de unos 10 centímetros de longitud. Sus hojas van cambiando con el tiempo de la planta, cuando están jóvenes son tomentosas, es decir, que posee como una capa de lana, pero cuando están adultas son lisas y muy verdosas.

La característica por la que es tan conocida es por sus flores, las cuales nacen de manera reunida en espigas y son con un color violeta claro. Todas sus flores son pegajosas con el aceite que las impregna, por lo que tienen un olor encantador. Por lo general es una planta que frecuenta a hibridar, pero esto es bueno porque se hacen más resistente y el aceite que producen es mayor.

El que se hagan más resistente es mejor para la extracción del aceite que se usa para la realización de algunas cremas, colonias, jabones y esencias aromáticas que hay en la actualidad. Aunque desde hace muchos años atrás se usa también como hierba relajante para tomar baños y como un remedio medicinal.

Todo sobre cómo plantarla y sus cuidados

La lavanda al ser una planta “rústica” puede crecer en zonas donde esté expuesta al pleno sol más de seis horas diarias, pero esta para poder crecer mejor necesita de mucha ventilación, y si la vas a plantar en maceta esta debe ser grande, por lo menos de unos 40 cm de diámetro, para que tenga espacio libre para su crecimiento.

Pero si lo que quieres es plantarla directamente en el suelo, procura que no esté muy próxima a otras plantas que le puedan dar sombra o entorpezca su crecimiento. Y por el suelo no debes preocuparte, porque esta no es muy existente con la calidad de la tierra, incluso llegan a no necesitar el abono.

  • Riego de agua

Su característica de ser una planta rústica hace que sobreviva ante la ausencia de agua, pero no les cae mal un riego de agua moderado, pero se debe evitar que caiga agua en las ramas y en las flores, porque hace que en la planta pueden desarrollarse ciertos hongos.

Si tienes la planta en una zona donde se da la temporada de invierno, expertos en la botánica y estudios de la lavanda recomiendan que durante el invierno el riego se centre a primera hora del día, para evitar que durante la noche en sus raíces todavía haya humedad.

Y durante el verano, es necesario que el riego del agua sea una vez por semana cuando la superficie de la planta esté complemente seca, si en una semana aún esta húmeda es mejor esperar.

  • Fertilizante

Con respecto a los fertilizantes no necesita mucho para mantenerse viva, pero si quieres usarlo, una fertilización mínima provoca que sus flores desprendan un intenso aroma.

  • La poda

Siempre necesitan de una buena poda justo antes de que comiencen a nacer sus flores, así que asegúrate de podarla cuando comienza la primavera o en el otoño. Recuerda que la poda nunca debe superar la mitad del tamaño que posee la planta.

  • Como cultivarla

Se recomienda su cultivo en otoño en un terreno de tierra suelta en donde le pegue mucha luz solar, entierra las semillas con un poco de estiércol y una pequeña porción de abono, y espera de uno a tres meses para verlas germinar; cuando ya tenga 10cm es cuando puedes pasarla a una maceta. Esta comienza a florecer en más o menos un año.

Conoce mas de esta Flor…